Hoy no vamos a contar un viaje o relatar una anécdota, hoy vamos a proponer uno. Vamos a proponerlo, para ver si alguien se anima y nos manda unas buenas fotos y un testimonio de primera mano. Nosotros somos muy frioleros y no nos vemos con ganas, por ahora, de hacer personalmente el reportaje. Porque para viajar a ver el agujero de Yamal, hay que viajar al fin del mundo, que es lo que quiere decir Yamal en la lengua local de los nenets, los habitantes  de la zona siberiana en la que se encuentra la península que da nombre a “nuestro” agujero.

El agujero en cuestión, lo descubrieron recientemente por casualidad unos trabajadores de una empresa petrolífera que pasaban por ahí en helicóptero. Hicieron el vídeo que publicamos aquí, que enseguida se extendió por la red, ávida siempre de carnaza sensacionalista (como nosotros, jejeje). El agujero es espectacular. Tiene un diámetro de 30 m., y cerca de 70 de profundidad, con un lago helado en el fondo. Los científicos lo han visitado y creen que ha sido provocado por el calentamiento global. El permafrost, hielo permanente, se está derritiendo, causando la desalinización del gas que se encuentra bajo tierra que, a su vez, produce metano y crea los agujeros. Y digo los agujeros, porque he olvidado comentar que recientemente se han hallado otros dos más cerca del primero, eso si, algo más pequeños. Paralelas a la explicación oficial, que aún está pendiente de publicarse, han circulado todo tipo de teorías dispares… desde que están causados por los extraterrestres, que nunca se quedan los pobres fuera de cualquier teoría conspirativa, hasta que han sido producidos por misiles o meteoritos.

Si os pica la curiosidad, hay van algunos datos para que podáis llegar hasta Yamal… espero que nos os desanimen:

Es una tierra por encima del círculo polar ártico, cubierta de hielo, permafrost, barrida por el viento y en la que las temperaturas pueden llegar fácilmente a los 50º bajo cero. Además, a la zona solo pueden acceder libremente los rusos, mientras que los extranjeros necesitan un permiso especial de las autoridades. A cambio, si conseguís llegar, os esperan los misteriosos agujeros, un paisaje de ríos serpenteantes, tundra y arbustos enanos y los nenets, los habitantes de la zona, que se dedican al pastoreo de renos. Su comida preferida es la carne cruda y la sangre de los renos, la cual comen y beben directamente del cuerpo del reno recién estrangulado.

Como y por cuanto puedes viajar a la península de Yamal

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

 

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.