Una pequeña playa, que responde al extraño nombre de Gulpiyuri, orgullosa y algo cabezota, se empeña en darle la espalda al mar. Es una de las playas más bonitas, mágicas y curiosas que conozco y, si algún día vais por Asturias, os aconsejo acercaros a visitarla. Gulpiyuri está en el interior, pero no es una playa fluvial, ni de pantano, es una playa de mar, como Dios manda; con su agua salada, su arena y hasta con un pequeño acantilado. El caso es que el agua de mar fue, poco a poco, erosionando y formando una cueva en un acantilado kárstico. El agua penetró por la cueva hacía el interior y acabó hundiendo el terreno que estaba al otro lado del acantilado, a unos 100 m. de la costa, creando un fenómeno geológico que se llama dolina y que, al llenarse de agua de mar, formó la playa. La playa tiene muy poca profundidad y es chiquitita, ya que apenas caben 20 personas, pero es bellísima. Seguro que en los tiempos de la magia, esta concurrida por trasgos, anjanas y trastolillos.

Gulpiyuri está entre Lllanes y Ribadesella, en el pueblo de Naves. Llegando a Naves por el autovía, cogemos la salida 313 (Naves / Villahormes / Hontoria). Enseguida nos encontramos las indicaciones para llegar a la playa. Cuando se acabe el asfalto, hay que seguir caminando a pie por una senda de tierra durante unos 200 metros hasta que nos encontramos con el objeto de nuestros deseos. Y luego, a tomar una sidrina y un poco de chorizo a cualquier chigre de la zona.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Playa de Gulpiyuri

Llanes

 

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.