De entre todo el listado de lugares inusuales a los que deberías viajar, el Monte Athos es, posiblemente, uno de los más curiosos, atípicos y, si consigues acceder, espectaculares. Eso si, solamente si eres macho, lo siento…. la entrada en el Monte Athos está estrictamente prohibida, no solo a mujeres, sino a todo tipo de hembras. Vamos, que debe de ser la mar de aburrido. Perdón, rectifico, hacen una salvedad con las gallinas, con cuyos huevos se fabrica el temple con el que se pinta los iconos, y con las gatas, no sea que los ratones se coman esos mismos iconos que pintan con los huevos de las gallinas admitidas.

Un a barca típica de la península Calcídica

Un a barca típica de la península Calcídica

El Monte Athos es en realidad, la denominación que recibe una península, situada a su vez, en la península Calcifica (que mareo) en el norte de Grecia, que todo hay que decirlo, también es una península. Vamos, que es como una matroska, pero en penínsulas… una dentro de otra, que está dentro de otra, que a su vez está dentro de otra, etc.

Costa de la península del Monte Athos

Costa de la península del Monte Athos

La última de esta cadena de penínsulas,  es la que nos interesa. El Monte Athos es el centro espiritual de la iglesia ortodoxa griega y está poblado, casi en exclusiva, por monjes ortodoxos. Administrativamente es un territorio autónomo dentro de Grecia. Esta especial configuración administrativa conlleva que en el territorio no se aplican todas las leyes griegas y algunas otras de la Unión Europea. Vamos, que van a su aire, entre otras cosas en lo concerniente al Acuerdo de Schengen, que se pasan por el forro de los hábitos, así como en lo antes comentado de admitir mujeres.

Y no solo mujeres, los niños también están vetados.Según cuenta Graham Speake, autor de un libro acerca del Monte Athos, “la regla era y siempre ha sido que sólo los hombres capaces de tener barba podían visitar este sitio, por lo que los niños y eunucos estaban descartados. El temor era que una mujer se hiciera pasar como niño o eunuco para colarse dentro”.

Monasterio de Stavronikita

Monasterio de Stavronikita

La península está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En su territorio se encuentran 20 monasterios, algunos de ellos catalogados entre los más remotos e inaccesibles del planeta. Los hay griegos, rumanos, de la iglesia Ortodoxa Rusa, búlgaro, serbios y georgianos. Además de los monasterios, hay doce pequeñas comunidades de monjes, llamadas sketae, así como diversas ermitas. De los 2.200 habitantes de la península, unos 1.400 son monjes, siendo el resto personal de mantenimiento o dedicado a tareas administrativas.

monte-athos-viajes_inusuales_monasterio_3

Pero vamos a lo que nos interesa… ¿Se puede visitar? ¿Un viajero inusual puede ver cumplido su sueño de conocer un lugar tan singular? Pues si, pero la cosa no resulta demasiado fácil. Pero bueno, en caso contrario no lo catalogaríamos como un destino inusual.

En primer lugar, y según las leyes especiales que rigen el territorio, los Fueros de la Montaña Sagrada de Athos, para entrar en el territorio hay que pasar ciertos controles migratorios. Solo se permite la entrada de 120 personas al día, de los cuales 110 tienen que ser griegos o de religión ortodoxa. No vale hacerte pasar por ortodoxo, porque te van a descubrir antes que a un Ángel del Infierno en una reunión de Mods. Aunque en teoría estés en Grecia y en la Unión Europea, deberás utilizar el pasaporte para acceder, previa solicitud de permiso a las autoridades griegas.

monte-athos-viajes_inusuales_monasterio_1

A los extranjeros se les pone un límite inicial de cuatro días de visita. La única forma de entrar es obteniendo el diamonitrion (textualmente: permiso), que se tramita en Tesalónica y se retira en los pueblos griegos de Uranópolis o Ierissos (el primero para los barcos con destino a la costa occidental y el segundo para los barcos con destino a la oriental, siendo Uranópolis el más transitado), situadas a ambos extremos del canal de Jerjes. Desde Uranópolis, el barco llevará al peregrino a Dafni, el principal puerto de entrada en Athos y la segunda ciudad más grande. Desde allí podrá tomar otros barcos más pequeños a otros monasterios, algún autobús (principalmente para ir a Karyes) o caminar por los múltiples senderos. La comunicación por tierra con Grecia no está permitida. El principal puesto fronterizo, junto a Ouranopolis está situado en Frangokastro.
Karyes, capital administrativa del Monte Athos

Karyes, capital administrativa del Monte Athos

Debido a que la zona en la que están asentados, ha sido siempre un avispero rico en guerras y degollinas varias, la mayor parte de los monasterios parecen más fortalezas que casas de oración. Los más representativos son el Monasterio Gran Laura, el Monasterio de Vatopediou, el Monasterio de Iviron, el Monasterio de Chelandariou y el Monasterio de Dionisiou.

El Monte Athos, paraíso natural

La península tiene 33.000 hectáreas y muy poca población. Si a estos dos factores unimos el aislamiento en el que se ha mantenido durante tantos siglos (no hay que olvidar que el acceso por tierra está terminantemente prohibido), nos encontramos con una zona natural prácticamente virgen, con poca interacción humana y con algunas especies de fauna que han desaparecido en el resto de Grecia.

Bosque en el Monte Athos

Bosque en el Monte Athos

Los monjes continúan utilizando el calendario bizantino, en el que el comienzo del día se mide a partir de la salida del sol y no desde la medianoche. La consecuencia es que al variar la hora a la que amanece, con el paso del año, la zona horaria cambia prácticamente a diario. Además van 13 días por detrás del resto del mundo, regido por nuestro calendario gregoriano, ya que ellos siguen utilizando el juliano, el que estaba vigente durante el imperio romano.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico
Google MapsCómo llegar

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo o al del costado para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

La sección para comentar está al final de la página.

Es muy sencillo, no te pedimos que te registres y te agradecemos cualquier comentario

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.