¿Sueñas con iniciar un viaje de aventura y no sabes por donde empezar? ¿Te gusta conducir y te encantan los raids y rallys, pero no tienes mucho presupuesto? ¿Te gustaría hacer un viaje solidario para ayudar al tercer mundo, pero también quieres divertirte? ¿Estás hasta las narices de una vida tan ordenada y buscas hacer algo extravagante de verdad? ¿No te importa, es más te gusta, hacer un viaje en el vas a pasar hambre, miedo, sed, te vas a perder en incontables ocasiones  y muchos días vas a estar deseando reposar tranquilamente en el sofá de la casa de tu mamá?  No te preocupes, tanto si has contestado afirmativamente a una de estas preguntas, como si has contestado que si a todas, tenemos la respuesta a tus oraciones; el Mongol Rally.

El Mongol Rally lleva celebrándose desde 2004 y hoy en día es un referente para todos los aventureros del mundo. Solo tendrás que cumplir cuatro reglas básicas;

1.- Si lo haces en coche, el vehículo no puede tener más de 1.200c.c., y si vas en moto el límite está en 125 c.c. En ambos casos, los vehículos no pueden tener más de 10 años de antigüedad.

2.- Tienes que donar 550 libras esterlinas por equipo para proyectos benéficos en Africa (Malawi) y Mongolia.

3.- Los participantes van por voluntad propia y bajo su responsabilidad, la Organización se desentiende de cualquier problema tanto mecánico como personal que puedan tener los participantes (no esta permitido el uso de GPS).

4.- Al llegar, el vehículo se quedará en el destino para ser reparado y subastado. El dinero obtenido se destinará a financiar obras benéficas en el país de destino.

A través de la estepa

Como habrás podido ir deduciendo por lo que has leído hasta aquí, el Rally consiste, básicamente, en cruzar parte de Asia y de Europa en un cacharro, prácticamente por libre, recorriendo más de 16.000 km. y atravesando entre 15 y 20 países. Es un rally en el que se quiere conservar el espíritu de aventura de los primeros raids. En 2001 un par de amigos,  Tom y Joolz, decidieron salir desde Londres en su viejo Fiat 126 y llegar lo más lejos que pudieran. Tomaron Ulan Bator como objetivo porque sonaba bastante excéntrico y porque en el mapa aparecía en el lado opuesto de su punto de partida. No llegaron hasta Mongolia por problemas de papeleros y visados, pero se lo pasaron tan bien que decidieron repetir.

En 2004 partieron nuevamente de Londres con otros cinco equipos más. Consiguieron llegar cuatro, lo que es todo un hito. Al año siguiente se corrió la voz y el número de equipos aumentó a 43, consiguiendo coronar la meta 18 de ellos. Había nacido una leyenda. Ese año fue el primero en el que participó un equipo español, los Spanish Bullfighters, que por cierto consiguieron proclamarse campeones. He de recalcar que aquí lo importante no es llegar primero, y que  a veces se ha proclamado vencedor un coche que ha llegado más tarde, pero que ha recorrido más kilómetros o una ruta más compleja e interesante.

Este año la meta se ha desplazado a la ciudad siberiana de Ulan-Ude, con el fin de ahorrar costes. Los vuelos de regreso desde esta ciudad son mucho más baratos que desde Ulan-Bator así como los costes de reparación y remolque de vehículos. También ofrece más alojamientos para los visitantes y una vida social más intensa. De todas maneras, Ulan-Ude tan solo está a un día en coche de Ulan Bator, para quien quiera experimentar la sensación de conducir por la estepa mongola.

La organización sugiere una ruta, pero cada uno es libre de ir por donde quiera. Eso si, te dan toda la información que precisas en cuanto a visados, costes de combustibles, papeleos, etc. El viaje, en condiciones normales, suele durar unas 3 semanas, aunque hay gente que lo ha hecho en 3 meses.

En resumen; Debes de coger un coche viejo, pero no destartalado, prepararle un poco, pero sin pasarte, llenarlo de bidones para gasolina, herramientas, ruedas de repuesto, material de acampada, comida y equipaje y salir desde tu ciudad de origen camino de uno de los puntos de partida, para poder partir desde ahí el día previsto por la organización. Hasta ahora la caravana ha salido desde 2 puntos fijos; Londres y Praga y, dependiendo de los participantes que aporte cada país, desde otras capitales europeas, que se determinan una vez que se conozca el número de equipos inscritos.

 Hay detalles curiosos que buscan mantener la esencia del viaje. Por ejemplo, en la preparación del coche no se admite quitar los asientos de atrás para ganar espacio, porque el vehículo perdería parte de su valor de venta, reniegan de los 4×4 porque son contrarios al espíritu de cutre-aventura, piden que la gente no lleve ambulancias porque ya han recibido demasiadas, admiten coches de mayor cilindrada y antigüedad si estos son originales, extravagantes o tienen una decoración divertida… etc.

En su página web dan muchos más detalles que aquí serían muy largos de detallar. Una auténtica aventura de estilo casero y una oportunidad para meterte en problemas muy divertidos. Ya sabes, lee toda la información extra que te aportamos, y anímate a correr por la estapa a lomos de una vieja cafetera.

 

Vídeo mapa del recorrido

Página oficial del Mongol Rally

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.