Entre Marsella y Cassis, hay un paraje de blancos y abruptos acantilados conocido como Los Calanques, con numerosas calas de ensueño, a las que se accede por escarpados senderos. Una calanque, es más o menos como un fiordo. Para los que no tengan ganas de circular como una cabra por los caminos de acceso, desdeRead More →