No se si habéis visto la película “La isla mínima” de Alberto Rodríguez. La acción transcurre en las marismas del Guadalquivir. Es un interesante thriller en el que el director se apoya, de forma magistral, en los inquietantes exteriores que le brinda el área de cultivos y marismas del bajo Guadalquivir, entre las provincias de Sevilla y Cádiz.

Hasta ahí nos acercamos, para poder vivir en primera persona las sensaciones que nos transmitió la película. Después de ver la comarca recorriendo un montón de caminos, nos acercamos a Coria del Río. En Coria del Río, a unos 10 km. al sur de Sevilla, estaba uno de los principales alicientes de la ruta; el transbordador.

Un transbordador que los lugareños de las dos orillas utilizan con frecuencia, pero que para el resto de los mortales es un gran desconocido. Para ellos, supone ahorrarse más de 30 km. y las frecuentes retenciones que se producen en el paso de los puentes de Sevilla, para nosotros, significa retroceder unos años en el tiempo, y tener la oportunidad de sentir lo que en esa época representaban las comunicaciones en una comunidad ribereña. Es el “slowfood” de los caminos.

Pulsa en las miniaturas para ampliar las fotos

El pequeño transbordador admite personas y vehículos ligeros, como coches, motos, etc. y se mueve incansablemente de orilla a orilla, llevando unos 11 vehículos por trayecto.

Nosotros llegamos al anochecer y la escena tenía algo de mágico. Me recordaba a esas inquietantes películas americanas que transcurren en el Mississippi o en los Everglades. Esa impresión se nos pasó enseguida, en cuanto se sumó a la cola un gitano con una cabra. Si hubiera sido una negra entradas en carnes con un gallo blanco en el regazo, la impresión se habría acentuado. En esa zona hay un montón de africanos pero, en lugar de gallos blancos, suelen llevar enormes mantas envolviendo artículos pirata.

No tardamos nada en estar embarcados. Nos cobraron por vehículo y pasajeros 2,20 € y, a tenor de la experiencia, habríamos pagado mucho más. La caída del día cruzando el río, la charla con los barqueros y los pescadores de la orilla, incluso cuando tuvimos que ayudar a empujar a un coche que se había estropeado al subir a la barcaza, todo en si fue una experiencia extraordinaria, dentro de las cosas ordinarias de cada día. Mención aparte el enorme carguero que apareció por entre los árboles de la rivera, dando la impresión de que navegaba por el campo en lugar de por el río, y que pasó a nuestro lado justo nada mas desembarcar. Un lujo a tu alcance.
Y después…. a volver a cruzar hacía Coria y a tomar algo en el Sevruga.

Pulsa en las miniaturas para ampliar las fotos

El transbordador recorre los 300 m. de río en apenas 3 minutos. El servicio consta de dos barcazas. La mayor parte del día sólo funciona una, que se refuerza con la segunda, entre las 7.00 y las 9.30 y entre las 13.40 y las 15.30 aproximadamente. En verano funciona de 6:00 a 23:00 horas y en invierno de 6:00 a 21:00 horas.

Página oficial del transbordador de Coria del Río

La película “La isla mínima”

Transbordador de Coria del Río • Paseo Martínez de León s/n • Coria del Río ( Sevilla)

Desde la otra orilla, se llega cogiendo la carretera SE-3300

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

 

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.