En el pueblo de Villarcayo, en la provincia de Burgos, yace herrumbrosa y abandonada en una vía muerta, una antigua locomotora Mikado de vapor. Esta preciosa máquina de vapor, es una víctima más de la ineficacia de los políticos españoles y de las trabas administrativas. Parece ser que en al año 1991 la trasladaron hasta esa vía muerta con el fin de crear un espacio museo cultural dedicado al tren. El proyecto de paralizó y la maquina sigue ahí acumulando óxido. Hace quince años, una asociación de amigos del tren, intentó remolcar la máquina hasta unos depósitos a 20 km. de Villarcayo para preservarla de la agresión de los elementos y de los vándalos que están acabando con ella. Cuando la alcaldesa de turno se enteró, montó en cólera e impidió el traslado, alegando que la máquina era patrimonio de la ciudad y se iba a restaurar. Ahí sigue la pobre, mientras la alcaldesa ríe recordando todas las promesas incumplidas.

Las locomotoras Mikado eran máquinas vapor que podían alcanzar los 115 km/h. Son locomotoras de origen norteamericano y su nombre viene porque las primeras unidades se entregaron a los ferrocarriles japoneses.Las primeras unidades españolas fueron fabricadas bajo patente por la compañía inglesa North British Locomotive. Esta compañía entregó luego material para ensamblar las siguientes unidades en España, pasando posteriormente a fabricarse íntegramente en talleres españoles. La última unidad fue retirada de circulación el 23 de junio de 1975 en la estación de Vicálvaro.

Locomotoras Mikado

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

Si te ha gustado está entrada de nuestra página, ayúdanos a compartirla y dale al botón de abajo para publicarla en tu perfil. Así otros podrán disfrutar de ella. Gracias

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.