¿Que hay al otro lado de la orilla?

Muchas veces he pensado ponerme a nadar en la playa y no parar hasta que esté al otro lado. Menos mal que solo lo he pensado y nunca lo he hecho, porque en ese caso no podríais disfrutar de este blog. Bueno, si...