India

La India es un país… ¡que digo un país! es todo un continente, con miles de kilómetros entre sus dos puntos más distantes, atravesados por montañas, ríos, lagos, desiertos, inmensas y bulliciosas ciudades, palacios increíbles,  docenas de razas que hablan decenas de idiomas y dialectos y una diversidad tan grande como la que podemos encontrar en Europa.

He viajado varias veces, y todas ellas me han dejado el regusto final de que aún me queda mucho por conocer, que el tiempo que he pasado entre sus gentes me ha sabido a poco.

Es un país que no es apto para todo el mundo. Hay que ir preparado para afrontar sus contrastes, su lujo y su pobreza, ambos extremos, las calles atestadas, la suciedad, la polución, los olores… pero todo ello queda compensado por la magnificencia de sus monumentos, la amabilidad de la gente, y la inequívoca sensación de que estamos pisando una la cuna de una de las civilizaciones más grandes del mundo.

Lo primero que pensamos es en el maravilloso Taj Mahal, en Agra y en Jaipur, en las playas de Goa, o en la ciudad cementerio de Benarés, pero la India es muchísimo más.

He recorrido gran parte del norte, sur y oeste del país. Desde la montañas del Himalaya, hasta las costas de Kerala, pasando por los desiertos de Guyarat, a mi aire, parando cuando quise y alejándome donde pude, y eso es lo que os quiero contar en esta recopilación de las entradas que he escrito.

Espero que lo disfrutéis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.